14 de febrero: el Amor... ¡bien vale un amor!

Un 14 de febrero San Josemaría entendió con profundidad que Dios llamaba a las mujeres y a los sacerdotes a ser y hacer el Opus Dei. Ofrecemos una serie de textos, vídeos e historias sobre esta fecha.

Del Opus Dei

Vídeos

"Te miro y hace falta gente como tú" 

Palabras de san Josemaría para celebrar el 14 de febrero, día en que el Fundador comprendió con una claridad definitiva que el Opus Dei era camino para todos (02’11’’).

14 febrero 1930-2010 Varias mujeres relatan su vocación en el Opus Dei, esa llamada de Dios que da un nuevo color a la realidad de cada día (05’13’’)

La Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz 

El 14 de febrero de 1943 san Josemaría vió la solución canónica para los sacerdotes de la Obra (01'52'').

Carmen es profesora en una escuela pública

Textos

“Dos temas capitales: ellas y los sacerdotes”: Así se expresaba san Josemaría en 1940. Porque la llamada a la santidad es universal, desde 1930 y 1943 Dios mostró que el camino del Opus Dei es para todos.

El 14 de febrero de 1930 relatado en “El Fundador del Opus Dei”, biografía escrita por Andrés Vázquez de Prada. "El 14 de febrero de 1930, celebraba yo la misa en la capillita de la vieja marquesa de Onteiro, madre de Luz Casanova, a la que yo atendía espiritualmente, mientras era Capellán del Patronato. Dentro de la Misa, inmediatamente después de la Comunión, ¡toda la Obra femenina! No puedo decir que vi, pero sí que intelectualmente, con detalle (después yo añadí otras cosas, al desarrollar la visión intelectual), cogí lo que había de ser la Sección femenina del Opus Dei".

El 14 de febrero de 1943 relatado en “El Fundador del Opus Dei”, biografía escrita por Andrés Vázquez de Prada: "Recé con confianza e ilusión, durante tantos años, por los hermanos vuestros que se habrían de ordenar y por los que más tarde seguirían su camino; y recé tanto, que puedo afirmar que todos los sacerdotes del Opus Dei son hijos de mi oración".

San Josemaría

Artículo de Francisca R. Quiroga en 'Studia et Documenta' sobre el 14 de febrero de 1930 (en formato pdf)

El 14 de febrero de 1930 San Josemaría comprendió que también Dios llamaba a pertenecer al Opus Dei a mujeres de todo el mundo, para santificarse en la vida ordinaria.

En las Bodas de Oro de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz: Estudio de Lucas F. Mateo Seco, profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, publicado en Romana.

Loreto observa un detalle en la reforma del garaje.

"Hombres y mujeres": artículo de D. Fernando Ocáriz.

"El poder de la confianza: san Josemaría y la misión de la mujer": noticia sobre una conferencia pronunciada por la teóloga Jutta Burggraf. 

Testimonio de varios sacerdotes de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz 

En el Chad, “todos rezan mucho, musulmanes y cristianos”: Mons. Rubén Darío Ruiz es argentino, sacerdote diocesano y miembro de la diplomacia vaticana. Actualmente, enviado por la Santa Sede, vive en la República del Chad, en el centro del continente africano. Nos cuenta sus experiencias en primera persona.

“He visto en la Iglesia perseguida en China una fe y una piedad en estado puro”: “Señor, dame una señal para saber que quieres que me vaya a China”, pidió el sacerdote Esteban Aranaz. Al salir de la iglesia, se topó con una religiosa oriental que le saludó: “Buenos días, Padre. Por favor, rece por mi país: China”.

Dando clases a seminaristas de la Iglesia 'underground'.

José Antonio Abad: "Él sabía que las siete casas y las 35 almas que había en el pueblo donde yo residía las había aceptado pero no digerido".

Roberto Rey: "Como el “a ti” me sonó a sacerdocio, me negué rotundamente a esa posibilidad..."

José Ignacio de Andrés (con vídeo): "Me parece de estricta justicia, citar y referirme a San Josemaría como un referente actual, importante para mí, para afrontar el trabajo que se puede desarrollar en esta parroquia".

Don Robert Gendreau es párroco en la archidiocesis de Montreal (Canadá) y pertenece a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. Ver el vídeo.

Varios testimonios de mujeres del Opus Dei

“Tengo el trabajo más maravilloso del mundo: enseñar a vivir”: El teléfono móvil de Carmen suena con frecuencia. Descuelga con una sonrisa desplegada en el rostro, un gesto habitual en ella. Es maestra en Andalucía y lleva toda una vida dedicándose a la formación de alumnos y alumnas entre 6 y 14 años en la enseñanza pública.

Mons. Rubén Darío Ruiz vive en Chad

Perdonar con toda el alma: Pilar Rodríguez siempre recordará aquella noche del 21 de enero de 1992, en la que su hija, Marta Obregón, fue asesinada por un delincuente cuando regresaba a su casa, después de haber estudiado durante toda la tarde en el club Arlanza, un centro de mujeres del Opus Dei.

“Tengo el mejor manager del mundo”: Loreto Spá, una arquitecta que se define a sí misma también como empresaria. Vive la arquitectura como un reto de hacer cada vez algo distinto, algo nuevo.

"Dos historias con más de un punto en común". María es supernumeraria, está casada y tiene cinco hijos. Ana es numeraria auxiliar. Las dos están convencidas de que el trabajo en la casa es fundamental para la buena marcha de la sociedad y por eso defienden que tenga un reconocimiento social y económico.

Almudena con su hermano Felipe

Desde Taiwán a Madrid: Isabel Ramis tiene 27 años, es mallorquina y numeraria del Opus Dei. Desde el año 2008, vive en Taiwán y trabaja en una radio internacional. Asistió a la JMJ con un pequeño grupo de estudiantes taiwanesas.

La sencilla historia de Almudena: Me llamo Almudena y acabo de terminar bachillerato. La historia de mi vida es bastante similar a la de otras chicas de mi edad, pero aún así me doy cuenta de que he tenido mucha suerte, o dicho de otra manera, que Dios me quiere mucho.

Soluciones sencillas para conciliar familia numerosa y trabajo intenso: Miriam Hernández es madre de cinco niños y profesora del colegio Pinoalbar de Valladolid.

Loreto Spá en una céntrica calle. Foto para un reportaje publicado en la prensa (Patri Díez).

"Siempre quise venir a África": María Magrane tiene 24 años y desde septiembre del año pasado vive en un centro de la Obra en Camerún. Es la sexta de nueve hermanos e hija de Miguel y Mariuqui, “dos tesoros en la tierra” y "una de las razones que me ayudan a estar en África".

Dos niños de 84 y 86 años: Julia es farmacéutica y vive en Valladolid. Ahora está dedicada a cuidar a sus padres, que son mayores y no se pueden valer del todo por sí mismos.

Miriam con sus hijos