Libros electrónicos

Álvaro del Portillo

Álvaro del Portillo

Finaliza el centenario del Beato Álvaro del Portillo. Durante este año, además de la alegría por su beatificación, se han celebrado muchas actividades por todo el mundo que han dado a conocer al sucesor de san Josemaría.

El Opus Dei en Argentina

Historia

Historia

El mensaje cristiano que Dios hizo ver a San Josemaría es hoy una realidad en la vida de muchas personas, repartidas por todo el mundo. Por eso, resulta imposible registrar todos los detalles de la historia de su expansión. Señalamos sólo algunas fechas destacadas de la historia del Opus Dei en la Argentina, especialmente de los primeros años.

Del Prelado

Carta del Prelado (junio de 2016)

¿Estoy contento de que Dios me haya llamado a darle a conocer a los demás?, invita a preguntarnos el Prelado. En su carta, habla del apostolado, es decir, "manifestar sencillamente lo que nos llena el alma y es fuente de perenne alegría".

Queridísimos: ¡que Jesús me guarde a mis hijas y a mis hijos!

Han transcurrido dos semanas desde la Ascensión de Jesucristo al Cielo y resuenan todavía en nosotros sus últimas palabras en la tierra: id al mundo entero y predicad el Evangelio a toda criatura[1]. Contamos con la asistencia del Espíritu Santo, que el Señor envió a los Apóstoles en el Cenáculo y que sigue animando a la Iglesia ...

Videos destacados

Basta empezar (3): Ensanchar tu familia

El Papa Francisco nos invita a vivir la cultura de la inclusión, del encuentro, y a poner freno a la cultura del descarte. En este tercer video de la serie “Basta empezar. Maneras de ayudar a los demás” se ven algunas consecuencias del intento por ensanchar el corazón y la propia familia.

Vídeo: Construir la familia

Vídeo de 33 minutos con las enseñanzas de San Josemaría sobre la vida en familia: el amor entre los esposos, el trato con los hijos, Dios en la familia...

el opus dei, en primera persona

Iniciativas sociales

Mensaje del día

“El amor limpio entre un hombre y una mujer”

Admira la bondad de nuestro Padre Dios: ¿no te llena de gozo la certeza de que tu hogar, tu familia, tu país, que amas con locura, son materia de santidad? (Surco, 689)

Y ahora, hijos e hijas, dejadme que me detenga en otro aspecto –particularmente entrañable– de la vida ordinaria. Me refiero al amor humano, al amor limpio entre un hombre y una mujer, al noviazgo, al matrimonio. He de decir una vez más que ese santo amor humano no es algo permitido, tolerado, junto a las verdaderas actividades del espíritu, como podría insinuarse en los falsos espiritualismos a que antes aludía. Llevo predicando de palabra y por escrito todo lo contrario desde hace cuarenta...