Textos espirituales

San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona (354-430) nació en Tagaste (Numidia). El llamado «Doctor de la Gracia» fue uno de los más grandes pensadores del cristianismo en el primer milenio.

El servicio de los pastores

El servicio de los pastores

En el fragmento del sermón que recogemos, san Agustín explica a los fieles la misión ministerial de los obispos, ordenados para servir al pueblo cristiano.

Del Prelado

Mensaje del Prelado (10 octubre 2017)

Mensaje del Prelado (10 octubre 2017)

La de un cristiano es una fidelidad agradecida, porque no somos fieles a una idea sino a una Persona: «Jesús, ¡qué bueno eres, qué bueno!».

El Opus Dei en Argentina

Historia

Historia

El mensaje cristiano que Dios hizo ver a San Josemaría es hoy una realidad en la vida de muchas personas, repartidas por todo el mundo. Por eso, resulta imposible registrar todos los detalles de la historia de su expansión. Señalamos sólo algunas fechas destacadas de la historia del Opus Dei en la Argentina, especialmente de los primeros años.

Libros electrónicos

Videos destacados

La pizarra vacía

La pizarra vacía

Tres días antes del lanzamiento de Reset fallecía en Madrid Carlos García-Hoz. Tenía 45 años, mujer y una hija aún pequeña. Era director de una agencia de publicidad. Un tipo creativo, carismático, entrañable, deportista, muy querido por amigos y compañeros. Alguien ahí Arriba consideró que ya se había reiniciado suficientes veces y que su sistema operativo estaba preparado para dar el salto a una nueva dimensión.

Trabajar para los demás

Trabajar para los demás

Nuevo documental sobre Álvaro del Portillo y la promoción de proyectos sociales en América Latina

el opus dei, en primera persona

Iniciativas sociales

Mensaje del día

"Calma, deja que corra el tiempo"

Estás intranquilo. -Mira: pase lo que pase en tu vida interior o en el mundo que te rodea nunca olvides que la importancia de los sucesos o de las personas es muy relativa. -Calma: deja que corra el tiempo; y, después, viendo de lejos y sin pasión los acontecimientos y las gentes adquirirás la perspectiva, pondrás cada cosa en su lugar y con su verdadero tamaño. Si obras de este modo serás más justo y te ahorrarás muchas preocupaciones. (Camino, 702)

No os asustéis, ni temáis ningún daño, aunque las circunstancias en que trabajéis sean tremendas, peores que las de Daniel en la fosa con aquellos animales voraces. Las manos de Dios son igualmente poderosas y, si fuera necesario, harían maravillas. ¡Fieles! Con una fidelidad amorosa, consciente, alegre, a la doctrina de Cristo, persuadidos de que los años de ahora no son peores que los de otros siglos, y de que el Señor es el de siempre.

Conocí a un anciano sacerdote, que afirmaba...